SISS fiscaliza plan de trabajo de ESSAL presentado para solucionar descargas en Lago Panguipulli

Un completo recorrido realizó un equipo de profesionales de la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) para inspeccionar el avance del plan de trabajo comprometido por ESSAL ante el organismo tendiente a reforzar el sistema de alcantarillado, plantas elevadoras de aguas servidas y tratamiento de las aguas servidas, tanto en la comuna de Panguipulli en la región de Los Ríos, como en Puerto Varas en la región de Los Lagos.

En Panguipulli entre las acciones comprometidas por la compañía se encuentran  las pruebas de humo y filmaciones para verificar el estado de los colectores y asimismo identificar las conexiones irregulares; notificar dichas conexiones y realizar las desconexiones correspondientes,  limpieza de colectores con camión ad hoc; desconexión de los sumideros de aguas lluvias que estaban conectados a la red de alcantarillado y la instalaciones de sistemas de medidores en cada uno de los aliviaderos, a fin de medir los volúmenes de descargados.

En Panguipulli, en tanto, se fiscalizaron las plantas elevadoras de aguas servidas de “Roble Huacho” con su sistema de aliviadero y “Carmela Carvajal”, y el punto más bajo de esa ciudad que corresponde a la confluencia de las calles Arturo Prat con José Miguel Carrera, verificándose también el estado de la infraestructura sanitaria en esa ciudad, capacidades de bombeo, instalación de medidores de caudal de aguas servidas, la planta de tratamiento de aguas servidas que atiende a la población de Panguipulli y otras actividades comprometidas por ESSAL S.A..

Es preciso recordar que tanto para el caso de Panguipulli, se han realizado exhaustivas y extensas fiscalizaciones por parte de los equipos de profesionales de la oficina regional de la SISS, quienes han controlado semanalmente  los avances del cronograma comprometido por la sanitaria.

Asimismo, los equipos técnicos de la SISS han monitoreado en forma sistemática la efectividad de las actividades comprometidas por la compañía, exigiendo además, otras diligencias que en principio no fueron consideradas  para abordar la problemática, como por ejemplo, personal permanente las 24 horas del día en las plantas elevadoras, de tal forma de dar respuesta inmediata a cualquier acontecimiento que se presente.

La SISS mantiene  a la fecha procesos sancionatorios en curso por eventos de descarga en los Lagos Llanquihue y Panguipulli, en los que la empresa arriesga multas de hasta 550 millones de pesos.

Solo  para el caso de Panguipulli, en la región de Los Ríos, desde el año 2008 hasta la fecha las multas a ESSAL S.A., por tema de aguas servidas suman más de $157 millones de pesos. Sólo la multa del año pasado sumó unos 65 millones de pesos la cual fue aplicada por incumplimiento en la calidad y continuidad del servicio de recolección de aguas servidas, incumplimiento a instrucciones y afectar la salud de la población. Además, por los hechos ocurridos en el mes de julio del año 2017, la SISS ha iniciado un nuevo proceso sancionatorio en los mismos términos de la multa aplicada el año 2016.

En la propuesta de ESSAL presentada ante la SISS, las actividades y las obras para disminuir las descargas en ambos lagos, en cantidad y horario, estarían terminadas y operando el año 2021.