Robo de agua es penado con multas y penas de cárcel

Este tipo de irregularidades acarrea una serie de riesgos para la comunidad: alzas abruptas en las cuentas de agua potable de los clientes que viven en casas, condominios o edificios, inundaciones y contaminación del agua producto de la rotura de cañerías, disminución en la calidad de servicio relacionado con la baja de la presión hídrica y, eventualmente, la falta de agua en los grifos ante un incendio.

Quienes roban agua la usan de forma indiscriminada sin el debido cuidado de este recurso. Es importante que la comunidad esté alerta sobre problemas en su servicio. Así también, advertir de situaciones inusuales que puedan deberse a un robo de agua en su sector. Si bien son casos aislados representan un riesgo.

Cabe señalar que la usurpación de agua es un delito que arriesga penas de cárcel, que pueden ir de los 61 días a los 540 días, además de multas en dinero que van entre las 11 y 20 UTM.

Respecto de la tecnología, actualmente se cuenta con geo radares que permiten detectar ilícitos no visibles a los inspectores de terreno. Los clientes pueden dirigirse a cualquier oficina de atención a clientes de Essal y dejar sus denuncias en buzones habilitados para esto. Asimismo, pueden ingresar https://www.essal.cl/mi-cuenta/denuncia-de-hurto para hacer sus denuncias, las que serán gestionadas con la debida confidencialidad.