Seremi de la Mujer destaca lanzamiento de fono 1455 para la violencia contra las mujeres

En el contexto de los cuatro femicidios ocurridos durante estos 10 primeros días del año, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, junto a la directora del Servicio de la Mujer y la Equidad de Género, Viviana Paredes, anunciaron oficialmente el nuevo fono de orientación para mujeres víctimas de violencia y testigos, que atenderá las 24 horas, los 365 días del año y de forma gratuita. Lo que también fue destacado en la Región de Los Ríos por la seremi, Waleska Fehrmann.

Respecto de este nuevo número, 1455, que fue reducido a cuatro dígitos para ser recordado más fácil, la seremi de MMyEG en Los Ríos, Waleska Fehrmann, señaló que “es un servicio que cuenta con asistentes capacitados para atender y ayudar a todas las mujeres que sufren maltrato, tanto físico como psicológico, brindándoles orientación sobre cómo solicitar ayuda, a quiénes acudir o dónde denunciar”.

“Tal como señaló Ministra, el año 2018 se recibieron más de 30 mil llamados de mujeres que buscaban orientación, estos son 3800 llamados más que en el 2017. Otra cifra relevante que expuso fue que luego del lanzamiento de la campaña “No Lo Dejes Pasar”, el 8 de noviembre pasado, las llamadas al número de orientación del Ministerio aumentaron un 82% en comparación al mismo periodo del año anterior.

La autoridad de la cartera en la región, recordó que “este servicio telefónico entrega orientación y ayuda para mujeres que son víctimas de violencia, pero recalcó que, en el caso de efectuar denuncias, éstas deben realizarse en Carabineros,PDI, Fiscalías, Tribunales de Familia o Tribunales de Garantía.

Femicidios

Durante el 2018, hubo 42 femicidios consumados en Chile, 13 habían denunciado y dos contaban con medidas cautelares. “Cuatro de las 42 muertes ocurrieron en Los Ríos de estos solo una mujer había realizado una denuncia”.

Según la subsecretaría de Prevención del delito, desde 2005 a 2017, el número de delitos de Violencia intrafamiliar (VIF) aumentó en un 33% a nivel general y en un 20% los casos cuyas víctimas son mujeres.